viernes, 7 de julio de 2017

FLAN CASERO DE VAINILLA (6 HUEVOS)



Un postre simple pero rico y sano.

Dicen los grandes chefs y pasteleros que el verdadero flan es el que es liso y cremoso y no tiene agujeritos, pero esto es a gusto también.
Si les gusta con agujeritos deberán dejar que hierva el agua del baño María y por ende cocinar a mayor temperatura. Digamos que cocinando a 240° va a salir, pero ojo! Disminuyan el tiempo de cocción a 35 minutos y controlen si sale limpio el palillo o cuchillo ahí. De ese modo quedará mas poroso y elástico pero no duro. Si lo quieren cremoso y suave, les cuento como lograrlo.

Ingredientes:

Para el caramelo:
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
Para el flan:
  • 650 cc de leche (pueden usar entera o descremada, yo usé descremada)
  • 100 gramos de azúcar (lo ideal son 120 gramos o 180 si son muy dulceros, yo pongo menos porque nos gusta así, prefiero agregar dulce o crema al servir)
  • 6 huevos medianos
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
Budinera mediana (yo usé una de menos de un litro (la mía mide 12 de diámetro total de base, 9,5 de altura y 22 de boca, cms, claro), Molde alto para el baño María. Limón si son de aluminio para que no se ennegrezcan. Papel de aluminio para tapar la budinera.

Preparación:

Caramelo:

Ponemos la budinera a fuego mínimo con el azúcar y el agua hasta que tome un color miel medio. Ojo porque si oscurece, da gusto a quemado, controlen bien. Cuando se llega a ese color retiramos del fuego,  movemos el molde con cuidado de no quemarse (es una de las peores quemaduras, ojo!) y lo bañamos todo por dentro como lo ven en la foto. Reservamos.


Flan:

Batimos los huevos hasta que queden bien líquidos y agregamos el azúcar. Batimos hasta diluir y añadimos la esencia de vainilla, la integramos. Agregamos la leche y la batimos hasta lograr que todo esté uniformemente integrado. Retiramos con una cuchara toda la espuma que se hizo. 


Volcamos la mezcla en la budinera.
En el molde grande (yo usé uno número 28 con  8 de alto) ponemos agua caliente (es suficiente que salga bien caliente de la canilla, sino calienten agua) y si nuestro molde y budinera son de aluminio le podemos poner 2 cucharadas de jugo de limón para que no se oscurezcan. Ponemos la budinera dentro del agua y la cubrimos con papel aluminio sellando bien los bordes. La llevamos a horno de 190° (horno medio) si tienen con calor de arriba y abajo, mejor, sino coloquen el molde en el estante del medio. Cocinamos 50 minutos en esa temperatura. Si el horno es de gas y no saben bien, controlen cada 5 o 10 minutos que el agua no hierva, si hierve le agregan agua fría. NO DEBE HERVIR NUNCA, PORQUE ESE HERVOR LE PRODUCE LOS AGUJERITOS AL FLAN.
Una vez transcurrido el tiempo, le retiramos con cuidado de no quemarnos, el aluminio y pinchamos con palillo de brochette o cuchillo, si sale limpio, ya está.
Lo retiramos del molde (cuidado que puede hacer sopapa el tubo de la budinera, inclinen un poco la budinera al retirarla) y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. Cuando baja podemos ponerlo en la heladera o bien hacer un baño María invertido, (que es lo que hice con este, por eso, tal vez , no quedo perfecto) colocando en un molde o bol, agua con hielo y así se enfría mucho mas rápido. Si pueden, déjenlo en la heladera varias horas o de un día para el otro.


Antes de desmoldarlo, pasamos un cuchillo por los bordes y cubrimos con el plato o fuente. Damos vuelta y con un leve sacudón, caerá. Disfrutamos sólo o con crema batida o dulce de leche o ambos :) Glup!


Comparte en twiter

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.